1.8.13

VUELTA A LA REALIDAD

Ayer llegué a casa después de unas semanas que han cambiado por completo mi vida.
Sin duda, hay un antes y un después de visitar la India.  
Un mundo tan distinto al que estamos acostumbrados que después de convivir con su gente, sus culturas y sus diferentes costumbres se hace extraño volver y estar a miles de quilómetros de allí. 

Visitar la India era uno de mis grandes sueños ahora puedo decir que lo he cumplido y que además, después de todos los vínculos formados allí, no descarto volver en un futuro próximo. 

Somos privilegiados por haber podido vivir esta experiencia pero también para abrir los ojos y ver que vivimos esperando siempre el máximo de todas las cosas. Después de estar  muy lejos de aquí, al otro lado del mundo, te das cuenta que no es más feliz el que más tiene, sino el que menos necesita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario